• Artículos

    Tutoriales
    .
    ...

    Como enseñar a mi perro a rastrear


    En la mayoría de los perros el rastreo mediante el sentido del olfato es un comportamiento innato; de hecho es una habilidad que se utiliza en competiciones caninas pero sobre todo debería ser una forma para que tu mascota se divierta en tu compañía. La mejor forma de enseñar a rastrear es creando una pista de rastreo que esté libre de olores extraños y pisadas, esta zona de rastreo debe ser al aire libre y tendrás que dejar un rastro de olor para que tu mascota lo siga.

    Seguro que más de una vez has visto cómo el perro huele ciertas cosas durante sus paseos diarios así que en unComo te descubrimos por qué los perros huelen la orina y la entrepierna.


    Los perros tienen un sentido del olfato extraordinario y pueden seguir cualquier olor en diversas situaciones. Un can es capaz de recibir una gran cantidad de información a través de su hocico así que para enseñar a tu mascota a rastrear pistas es importante tener en cuenta su particular capacidad olfativa y preparar una zona de rastreo pensada especialmente para ella.

    Para incitar el rastreo, debes incorporar juegos a esa pista ya que son la mejor forma de acostumbrar a tu perro a usar con agudeza su sentido del olfato para encontrar objetos. Aunque es una aptitud totalmente instintiva que ya tienen los cachorros, con una buena rutina de juegos conseguirás potenciarlas.


    Lo primero que debes hacer es madrugar bastante para crear una buena zona de rastreo, los especialistas en adiestramiento recomiendan que sea antes de las 6 de la mañana. A primeras horas de la mañana son las mejores para montar un juego para poner a prueba su olfato ya que es un buen momento porque el sol todavía no habrá calentado los restos de humedad sobre la vegetación y, también, porque no habrá ninguna pisada ni olores que despisten a tu perro para encontrar el objeto que te propongas.


    El lugar para entrenar a tu perro podría ser un parque cercano que tenga suficiente espacio para crear este juego olfativo; si ya tienes un buen terreno ahora es el momento de dejar un buen rastro de olor en esa pista. Un buen reclamo son los alimentos con mucho aroma para empezar el entrenamiento así que podrías usar comida húmeda enlatada ya que es una opción mucho más atractiva que su pienso seco habitual.

    Restriega una pequeña cantidad de ese alimento sobre la hierba y procura que tu mascota esté tranquila y quieta mientras lo haces. Si no es posible, ponle el arnés para que no se excite mucho por el olor de la comida y vaya a comérsela. Tras dejar esa marca de olor, debes dejar rastros de alimento siguiendo una trayectoria. Al final de la misma tendrás que dejar un juguete impregnado con más alimento y así todavía le gustará más a tu perro.


    Llegado a este punto debes liberar a tu amigo del arnés e invitarle a que busque. Dale instrucciones firmes y claras para que sepa que el juego ha dado comienzo. Puedes usar el comando de "busca" o "adelante" y verás como tu mascota identifique con rapidez la actividad. Conforme tu can se acostumbre a seguir las pistas de olor, poco a poco puedes aumentar la complejidad del juego.

    Para hacer la actividad más competitiva puedes alejar cada vez más entre sí los restos de alimento dejados y variar la trayectoria haciendo curvas. Para estos juegos tendrás que ser paciente y probar con diferentes escenarios al aire libre y también en algún interior. Recuerda que la constancia y la frecuencia es básica para enseñar a tu mascota el rastreo.


    Este artículo es meramente informativo, en unComo.com no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento veterinario ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a cómo enseñar a mi perro a rastrear, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Adiestramiento de perros.

    No hay comentarios.:

    Publicar un comentario